• Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Servicios

Aunque solo es obligatorio cada 5 años, se recomienda por mantenimieto y garantías de fabricantes, que cada año se revise el correcto funcionamiento de la caldera.

La revisión, consiste en una prueba de combustión, situando la caldera en la situación más desfavorable, con la caldera funcionando simultáneamente a la campana extractora de gas.

En caso de resultar desfavorable, el técnico, como aval del buen o mal funcionamiento de la caldera, procederá al precintado de la instalación.

Esta medida de seguridad, garantiza que en la vivienda siempre habrá las suficientes condiciones de oxígeno.

Esto supone que no se puede usar el aparato de gas, hasta encontrarle solución al problema.

Deja una respuesta